6 meses de prisión y 90 euros de multa por agredir a dos guardia civiles en Ourense

2
1164
guardia civil rural seguridad
Fuente: Instagram @guardiacivil
Comparte ese artículo

El Juzgado de lo Penal de Ourense ha impuesto una pena de 6 meses de cárcel y 90 euros de multa, a razón de 3 euros diarios, por agredir a uno de los guardias civiles que trataba de cachearlo en el interior del Bar Star 83, en Cartelle. 

El 18 de agosto de 2018, el condenado se encontraba en el citado bar provocando graves altercados en el interior del mismo, lo que propició la intervención de una patrulla de la Benemérita. A su llegada, fueron recibidos con insultos y amenazas. 

Durante el proceso de identificación y cacheo, propio de las actuaciones policiales de esta índole, el agresor se revolvió contra uno de los guardias civiles, cayendo ambos al suelo y provocándole lesiones. El segundo guardia civil que acudió en auxilio de su compañero también fue agredido. 

Los hechos fueron calificados como un atentado contra agentes de la autoridad, sumándose a otros dos de lesiones. Inicialmente se pidió para el acusado un año de prisión, pero tras la primera suspensión del juicio, con fecha fijada a inicios del pasada mes de marzo, se llegó finalmente a un acuerdo de conformidad entre el acusado y el Ministerio Fiscal.

Se desconoce si finalmente el agresor entrará en prisión o no.

Delito de atentado (550 CP)

El delito de atentado contra agentes de la autoridad está recogido en el Capítulo II del Título XXII (delitos contra el orden público) del Código Penal como aquella acción donde “agredieren o, con intimidación grave o violencia, opusieren resistencia grave a la autoridad, a sus agentes o funcionarios públicos, o los acometieren, cuando se hallen en el ejercicio de las funciones de sus cargos o con ocasión de ellas”. 

Los atentados serán castigados con las penas de prisión de seis meses a tres años y multa de tres a seis meses. 

Muchos policías se quejan de la escasa entidad de las penas impuestas ante este tipo de agresiones, donde las multas muchas veces no superan ni los 30 euros. “Sale barato pegarle al guardia”, dicen algunos. Al menos por la vía penal, la vía administrativa contempla multas mínimas de 100 euros hasta 30.000 euros, en los casos más graves.

La tibia respuesta penal crea en los agentes cierta indefención jurídica y, por contra, provoca gran sensación de impunidad en el agresor, que en un alto porcentaje, reinciden en su comportamiento violento en cuanto tienen la menor oportunidad, confiesan algunos agentes a este medio.

2 Comentarios

  1. Qué barato sale atacar a la autoridad…
    Es una auténtica vergüenza.
    Espero que más pronto que tarde os unais para protestar por ello y cambien las leyes.

  2. No me gusta ni procede agredir a ninguna persona
    Pero si el Sr.Juez hubiera sido el agredido
    Hubiera sido la condena de otra manera
    Que se recuperen los agentes lo más pronto posible
    Viva La Guardia Civil 🇪🇦🇪🇦🇪🇦🇪🇦🇪🇦

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here